Compartir:
Título Aquí

Junio de 2014- Finca Zamora, Jerez.

Si alguna boda se podía calificar de elegante, original e inspiradora, esa es la boda de R & JM. Una boda para soñar. Una boda única donde los estilos de la pareja se consolidan en cada detalle y la hacen irrepetible.

El enlace tuvo lugar en la Finca Zamora, una bellísima casa labriega decorada en su estilo, que en su origen fue una explotación agrícola, ganadera y bodeguera, y que a día de hoy rodeada de olivos centenarios, ha sabido conservar su tradición y toda la pureza de su encanto.

Velas envueltas en cristal blanco transparente sirvieron para decorar el viejo olivo testigo del enlace, situado en el pequeño patio contigüo a la casa, en el preciso instante en el que R & JM se dieron el "Sí Quiero".  Justo cuándo el día se fundió con la noche y la magia tomó cuerpo.

La novia, bellísima y evocadora, llevaba un vestido  recuperado que adaptó a su estilo a la perfección, resaltado con una casaca de encaje y un recogido muy a lo Ana Carenina. Las joyas del joyero cordobés Antonio Carmona, afincado en Jerez. Sin duda fue la estrella de la noche.

Después de la ceremonia todos los invitados pudieron disfrutar del coctel que la pareja ofreció en el amplio jardín a la entrada de la finca de la mano de nuestro colaborador El Faro de Cádiz. En él realizamos tres montajes maravillosos para recrear tres atmósferas diferentes inspiradas en la época medieval, en el artístico barrio Montmartre de París y en las elegantes formas de estilo actual que nos sugiere la finca. Me encanta contar con los elementos presentes en cada espacio porque ayudan a sacar partido del carácter propio de los mismos. Y es que Junio es así de espectacular e inspirador. Cálido clima,  vital colorido y aires estivales que contrastan luz de noche y día en un ambiente festivo y claramente bucólico. 



¿Quieres ver más?. No te pierdas la galería de esta boda.

Las fotos son de María Rodríguez y Mónica Padilla.