Abril es como un sueño, fresco, esfervescente, vital..., un mes en el que la primavera despierta y nos brinda la mejor cara de la naturaleza. 

Este año comenzamos la temporada con una preciosa boda con vistas al mar en el lujoso hotel Meliá Sancti Petri. Un montaje ceremonial completamente integrado en el entorno, que contó principalmente con elementos realizados con materiales naturales como cañas de bambú, alfombras de algas y jarrones en piedra. 

María eligió blanco lino para las flores y las telas que adornaron la pérgola. Las calas traslúcidas y dibujadas de encaje a contraluz y las hortensias blancas, aportaron su carácter aterciopelado dando lugar a una ceremonia inconfundible. Su ramo de novia, delicado, sutil, muy suyo, también realizado con calas y hortensias blancas destacaba en conjunto con su vestido en elegancia y sencillez. El atardecer que se encargó de dorar a pinceladas un momento irrepetible, hizo el resto.

Estrenamos temporada, que ya teníamos ganas, de pasar a la acción, sin lugar a dudas ha sido todo un placer, igual que siempre trabajar con Pepa, insustituible compañera que aporta todo para que nuestra marca crezca cada vez. Quedamos muy muy satisfechas con la boda, con los novios, con nuestro trabajo y sobre todo con tan magníficos resultados. Unos novios contentos y felicitaciones personales por parte de la dirección del hotel y el éxito absoluto de nuestro estreno como equipo. El fin de semana que viene, más. Seguimos avanzando en este mundo fascinante.

Os dejamos nuestro resúmen gráfico y esperamos que os guste!!.

Pregúntanos todo lo quieras: María 601 020725