El buen gusto de María, su sencillez y elegancia resultaron claves para planificar toda la decoración de su boda en Arcos de la Frontera el pasado mes de Agosto. 

La búsqueda de la simpleza y la presencia de elementos en su justa medida se convirtió en el gran objetivo desde el primer momento. 

Casi 300 invitados perfectamente organizados en nuestro seating plan disfrutaron de una noche única y de una gastronomía repleta de exquisteces a cargo de Hotel Restaurante El Lago de Arcos. Os dejamos unas instantáneas que recogen algunos de los detalles de la preciosa boda que tuvo lugar. A María y Manuel les deseamos toda la felicidad.