El Cortijo de Frías está situado en plena campiña jerezana a 10 minutos de Jerez de la Frontera. Tiene su origen en una edificación de finales del siglo XIX, que se ha ido ampliando y adaptando como residencia rural. Desde su emplazamiento, en una elevación del terreno, se puede contemplar la bahía gaditana y Jerez.

Rodeando el Cortijo de Frías hay un antiguo y cuidado jardín, con gran variedad de plantas y palmeral. Es lugar ideal para disfrutar de unos días plenos de descanso y para celebrar con éxito cualquier evento o actividad social.

Espacios y capacidades

Sus cuidados jardines y magníficas instalaciones dotan a la hacienda de un elegante sabor andaluz, rodeada de patios, de paredes blancas, con un antiguo torreón, de naranjos y palmeras... y hasta una plaza de toros, donde os podréis divertir con vuestros invitados que vivirán momentos únicos y muy especiales.Disponen, a sí mismo, de una agradable zona sombreada de árboles centenarios, destinada a la realización de almuerzos y cenas en el exterior con capacidad de hasta 500 comensales. Y para otras épocas de año, cuentan con un luminoso salón climatizado. La Avenida de las Palmeras, el Cenador de las Moreras, el Jardín de la Plaza de Toros, el Patio de los Naranjos, o el Patio del Torreón, son algunos de los mágicos rincones entre los que podréis elegir para celebrar las distintas partes que conformarán vuestra boda. 

Sin duda el lugar ideal para quienes buscan un lienzo repleto de autenticidad y matices sólidos sobre el que dibujar una boda absolutamente irrepetible.