La Bodega Fundador Pedro Domecq, evocadora y repleta de romanticismo son las de mayor antigüedad de Jerez de la Frontera. Realmente inspiradoras, nos hace regresar al siglo XVIII sin renunciar a los mejores equipamientos del nuevo siglo.

Sus líneas arquitectónicas, la armonía de los edificios, los jardines y los patios, sus calles interiores nos llevan al pasado para devolvernos al presente como recién salidos de un sueño.

Destaca el claustro. Aún más antiguo se remonta al siglo XIV, del Convento dominico del Espíritu Santo. Fue restaurado por la Bodega y transformado en un agradable patio con un aforo de 300 personas que se usa durante todo el año gracias a una cubierta de cristal que se puede abrir o cerrar según proceda. 

La atmósfera solemne y quieta del Patio del Sagrado Corazón repleto de naranjos, resulta ser el espacio ideal para acoger aperitivos, ceremonias, cenas, números ecuestres según la estructura y embergadura del evento.   

Los Jardines diseñados en el año 1823 son un referente natural y cultural en la ciudad. Alberga un precioso ficus centenario que respalda cualquier atmósfera que se quisiese recrear. El luar ideal para cocktails, o para tomar fotografías y recuerdos en un día tan especial.

Las Bodegas Fundador Pedro Domenq son un marco solemne e idóneo para clausuras, cenas de gala, actos de representación e imagen y reuniones, además cuenta con otros espacios para ofrecerles en Jerez y en el Puerto de Santa María.

Es un espacio único que cuenta con parking interior además de tratar los eventos de manera exclusiva y muy muy personal.

Contactanos para más info. 601 020725